Reflexiones de crecimiento personal (II)

grupo emprendedores chimbote

Descubrir esa semilla que está en nosotros esperando ser descubierta y abonada para germinar y crecer y crecer hasta ser como ese árbol frondoso que crece junto al rió que da sombra a los que a él se arriman y en cuyas ramas las aves anidan. Les compartimos la segunda parte de las Reflexiones de Crecimiento Personal:

  • Vivir es un asunto de fe. Fe en ti mismo, fe en los demás, fe en un Poder Superior.
  • Hay tres cosas que nunca regresa: el tiempo, las oportunidades y las palabras.
  • No puedes llegar al éxito a menos que te diviertas. La diversión proporciona compromiso e intensidad. Dos ingredientes del éxito.
Reflexiones de crecimiento personal (II)

La prorroga es la peor ladrona de tiempo. Quienes prorrogan actuar sueñan con hacer las cosas; pero nunca inician, esperan el último momento para decir: “no me convenía” o “otra vez será”. Cuando atrasas algo fácil, se vuelve difícil. Cuando postergas algo difícil, se convierte en imposible. A veces es más peligroso postergar demasiado que actuar con rapidez. Da el primer paso, aunque no puedas mirar donde está la cima de la montaña.
Tres cosas pueden destruir a una persona: el enojo, el orgullo y el no saber perdonar.


  • La propia velocidad con la que se desarrolla nuestra vida, muchas veces impide que lo que vemos se convierta en un acto de reflexión acerca de las causas de los acontecimientos. Detente de vez en cuando para reflexionar.
  • Hacer demasiadas críticas, ser negativos, quejones y desagradables obtienes rechazos, todos se alejan; quien desea prosperar busca personas agradables, positivos y con ganas de compartir sus éxitos.
  • Para cambiar un minuto de tu vida desarrolla hábitos positivos.
  • Tres cosas pueden destruir a una persona: el enojo, el orgullo y el no saber perdonar.

Relacionados: Motivaciones

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Alo emprendedores

____________________

 

Cel. 930501449 - 923124155

¿PORQUE DEBEMOS EMPRENDER?

Una de las limitantes que encontramos cuando tenemos una idea en la que nos gustaría invertir es que no confiamos en que la idea por si misma pueda ser convincente para los demás. No todos los consumidores son emprendedores pero definitivamente todos los emprendedores son consumidores.