La desesperación en tiempo de desocupación

grupo emprendedores chimbote

Aun cuando esto supone una carga pesada para todo aquel que provee para su familia, algunas personas, quienes en su gran mayoría siempre se han regido por los más estrictos principios de laboriosidad, son testigos involuntarios de cómo la desocupación les conduce a otros problemas más difíciles de superar y mucho más frustrantes que el de carecer de trabajo.

Entre las lamentables consecuencias que traen aparejados estos problemas se encuentran las dudas que surgen en cuanto al propio valor personal o autoestima, las dificultades monetarias que pueden conducir a la pérdida de la propiedad y aun de escasos ahorros, y hasta el deseo de aislarse de los demás.

Su forma de pensar puede cambiar Crea que puede tener éxito, y lo tendrá, esto significa muchas cosas maravillosas, positivas.

Éxito significa prosperidad personal: un hogar bello, vacaciones, viajes, cosas nuevas, seguridad económica, dar a sus hijos las máximas ventajas.

Éxito significa ganarse la admiración y lograr el liderazgo, ser visto con respeto por los demás en la vida social y de negocios. Éxito significa libertad: liberarse de preocupaciones, temores, frustraciones y fracasos. Éxito significa respeto a sí mismo, encontrar continuamente más satisfacción y felicidad reales en la vida, la posibilidad de hacer más por aquellos que dependen de usted.

Éxito significa triunfar. ¡La realización del éxito es la meta de la vida! Todo ser humano desea el éxito. Todo el mundo aspira a lo mejor que puede ofrecerle la vida. Nadie goza la humillación de vivir en la mediocridad. Ninguna persona gusta de sentirse de segunda clase y verse forzada a seguir ese camino.

Uno de los conocimientos prácticos más útiles para lograr el éxito se encuentra en aquella cita bíblica que dice que la fe mueve montañas. Crea, crea realmente que puede mover montañas, y las moverá.

No mucha gente cree que pueda mover montañas. De tal suerte que no mucha gente lo hace. Es probable que en alguna ocasión haya oído decir algo como esto: “No tiene sentido pensar que se puede mover una montaña de su sitio, con el solo hecho de decir ‘montaña, muévete’. Es simplemente imposible.”


La desesperación en tiempo de desocupación

La gente que piensa de esta manera confunde la creencia con la ilusión. Y es bastante cierto, usted no puede desear alejar una montaña. No puede querer verse en una posición ejecutiva.

No puede desear una casa de cinco dormitorios y tres baños, o la categoría más alta en cuanto a ingresos. No puede pretender una posición de liderazgo. Sin embargo, puede mover una montaña creyéndolo. Puede lograr el éxito creyendo que puede hacerlo. ¡No existe nada sobrenatural ni místico en el poder de la creencia!. La creencia obra de la siguiente manera: la actitud de creer “soy positivo, y puedo”, genera la fuerza, la destreza y la energía que usted necesita para hacerlo.

Cuando uno cree “puedo hacerlo”, el cómo hacerlo surge.

Cada día en todo el mundo la gente joven comienza a trabajar en las nuevas ocupaciones. Todos ellos “desean” poder disfrutar algún día del éxito de alcanzar la cima. Pero la mayoría de estos jóvenes no tienen la creencia necesaria para alcanzar la cima. Y no alcanzan la cima.

Con la idea de que es imposible trepar a lo alto, no ven los peldaños que conducen a las alturas. Su conducta sigue siendo la de las personas “promedio”.

Relacionados: Emprendimiento

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Radio online


¿PORQUE DEBEMOS EMPRENDER?

 

Una de las limitantes que encontramos cuando tenemos una idea en la que nos gustaría invertir es que no confiamos en que la idea por si misma pueda ser convincente para los demás. No todos los consumidores son emprendedores pero definitivamente todos los emprendedores son consumidores.

 

930501449

 

+51930501449

 

contactenos@grupoemprendedoreschimbote.com