Detectando oportunidades de negocios

grupo emprendedores chimbote

Algunos casos para iniciar un emprendimiento los emprendedores (o emprendedor) deberán detectar oportunidades de negocio para sus productos, servicios o ideas en general, ingresar en el o los mercados donde las han descubierto, generar los recursos para poder lanzar el proyecto y hacerlo crecer, y al mismo tiempo alimentarse de herramientas que les permitan liderar el proyecto frente a las diferentes situaciones no previstas que sin lugar a dudas se les presentarán.

Las oportunidades son ventanas o espacios vacantes que detectamos en el mercado para idear una propuesta diferenciada.

 

Detectando oportunidades de negocios

Esta nueva oferta cubrirá una demanda mal abastecida o inexistente. También pueden descubrirse posibilidades de colocar un producto o servicio previamente ideado por nosotros que irá al encuentro de esa situación de vacancia percibida; o como sucede en algunos casos, la ocasión para desarrollar una propuesta totalmente original que estimule un deseo oculto o inexistente en usuarios y consumidores. 


Algunos comienzan con la idea del producto, y en el proceso de desarrollo empiezan a confrontarlo con el mercado y las oportunidades que éste ofrece.

El proceso en este caso tiene una dirección que va desde adentro del emprendimiento hacia afuera. Un ejemplo de ello lo vemos en la mayoría de los emprendimientos creativos y también en los de base científicotecnológica.

En estos casos los emprendedores son investigadores o creativos que tienen su foco en el desarrollo de un producto o dispositivo y luego van modelándolo de acuerdo al testeo con el mercado. Cabe aclarar que no siempre se produce esta confrontación o testeo con el mercado, lo cual es fuente de un buen número de fracasos.

Existen otro tipo de emprendedores que inician el proceso de desarrollo desde la percepción de la oportunidad de mercado, y a partir de allí van delineando el producto. Aquí la dirección del proceso es contraria al grupo anterior: va desde afuera (desde el mercado), hacia adentro. Ejemplo de esto último son algunos proyectos del mundo digital que se apoyan en determinadas tendencias (redes sociales, ventas por Internet, aplicaciones gratuitas en celulares, etcétera), para luego diseñar el producto.

No hay un camino mejor que el otro. Lo que sí es realmente importante es que tanto producto como oportunidad y mercado no estén disociados en el proceso de desarrollo del emprendimiento, sino que los tres sean un todo consistente. 

Relacionados: Emprendimiento 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

CONTACTOS

 

Cel. 930501449 

        923124155

¿PORQUE DEBEMOS EMPRENDER?

 

Una de las limitantes que encontramos cuando tenemos una idea en la que nos gustaría invertir es que no confiamos en que la idea por si misma pueda ser convincente para los demás. No todos los consumidores son emprendedores pero definitivamente todos los emprendedores son consumidores.