Compartiendo responsabilidades en el hogar

Hay ocasiones en que malcriamos a nuestros hijos sin darnos cuenta. Así por ejemplo usamos como excusa el que si lo hace uno mismo va más rápido o lo hace mejor, o directamente confundimos querer a nuestro hijo con dárselo todo hecho. El no educarles potenciando su autonomía y sus responsabilidades, sino en la comodidad sin esfuerzo, da como resultado pequeños tiranos muy exigentes, desorientados, y que pueden recurrir al enfado y la agresividad para conseguir lo que desean de los demás. Descubre las conductas que tu hijo puede ir asumiendo según su edad, a continuación te explicamos cómo enseñar a tu hijo a ser responsable en el hogar mediante las tareas adecuadas según la etapa en la que se encuentre.

Desde los 2 años: En estas edades tan tempranas sólo podemos intentar enseñarles a que empiecen a controlarse para no desordenar o romper cosas de forma deliberada.


De 2 a 3 años:  

  • Recoger sus cosas, por ejemplo sus juguetes, guardándolos en su sitio correspondiente. En esta edad es necesaria la supervisión por parte del adulto, o incluso su ayuda, recogerlo juntos, para que se empiece a instalar la conducta a través del aprendizaje por imitación.
  • Ayudar a quitar mesa, a un nivel muy básico, por ejemplo retirar los cubiertos y llevarlos al lavaplatos. O retirar la panera.
  • Tirar los papeles a la papelera, no en el suelo.

De 3 a 4 años

  • Ayudar a poner la mesa (pero no ponerla el sólo aún).
  • Vaciar las papeleras.
  • Recoger sus juguetes sin necesidad de supervisión adulta.
  • Echar la ropa sucia en el cesto.
  • Ayudar a cuidar a la mascota familiar.

De 4 a 5 años

  • Tender la cama, con ayuda del adulto, que le enseña. La cama no quedará perfecta,pero lo importante no es que quede bien hecha, sino que empiece a adquirir el hábito. El adulto puede supervisar, y dar el “toque” final.
  • Colgar o doblar la ropa en su ropero, de hecho que este a su altura.
  • Poner la mesa sin ayuda.
  • Cepillarse los dientes, peinarse y vestirse solo, o casi sin supervisión adulta.Recoger la mesa después de comer.
  • Ayudar en tareas sencillas, como recoger hojas del jardín, regar las macetas o ayudar alimpiar el carro.

De 5 a 6 años

  • Hacerse la cama él solo, sin supervisión (aunque es probable que aún no quede perfecta).
  • Bañarse y lavarse sin apenas supervisión del adulto.
  • Asumir mayores responsabilidades en el cuidado de la mascota familiar
  • Ayudar a recoger la ropa y guardarla
  • Ordenar su habitación

De 6 a 8 años

  • Aprender a despertarse sólo, con ayuda de un despertador, sin que sea el adulto quien lo levante. Al principio se puede combinar despertador y adulto, y poco a poco ir retirándose el adulto y dejar que se responsabilice el menor de su despertador.
  • Preparar comidas sencillas (sándwiches, bocadillos…) y envolverlas, con lo que puede prepararse su almuerzo para la escuela.
  • Dejar la cocina y el baño ordenados después de usarlos.
  • Puede empezar a lavar los platos.
  • Tareas sencillas, como barrer.

De 8 a 12 años

  • Sacar la basura
  • Limpiar por encima (pasar un paño húmedo) cocina y baño después de usarlos
  • Perfeccionar tareas anteriores, como lavar mejor los platos y recogerlos luego, o limpiar mejor el carro familiar
  • Limpiar su habitación (sacar el polvo, barrer, fregar el suelo…)
  • Asumir mayor responsabilidad en los cuidados de la mascota familiar

A partir de los 12 años

  • Poner la lavadora y tender la ropa
  • Planchar prendas sencillas (al principio con supervisión)
  • Preparar platos sencillos (comidas rápidas, caldos, etc)

Relacionados: Valores

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Radio online


¿PORQUE DEBEMOS EMPRENDER?

 

Una de las limitantes que encontramos cuando tenemos una idea en la que nos gustaría invertir es que no confiamos en que la idea por si misma pueda ser convincente para los demás. No todos los consumidores son emprendedores pero definitivamente todos los emprendedores son consumidores.

 

930501449

 

+51930501449

 

contactenos@grupoemprendedoreschimbote.com