La historia del emperador con el ermitaño

las tres preguntas, grupo emprendedores chimbote

Érase una vez un emperador que fue a ver a un anciano sabio que vivía en la montaña para hacerle las tres preguntas que lo desvelaban.¿Cual es el mejor momento para hacer las cosas?¿Quienes son las personas más importantes?¿Que es lo mas importante?. El ermitaño, se encontraba cavando en su jardín, le escucho atentamente, pero no dijo nada y continuó con su tarea. El emperador lo miro y como parecía muy fatigado, le dijo: "Dame la azada y yo cavare mientras tu reposas". Después de varias horas, dejo la azada en el suelo y dijo: «Si no puedes contestar a mis preguntas, no pasa nada simplemente dímelo y me marchare».

En ese momento salio un hombre de la espesura dando tumbos y apretándose el estomago con las manos, se desmayo. El emperador limpio sus heridas y se las vendo con su propia camisa. Al recuperar la conciencia lo primero que murmuro el hombre fue: "Perdón"."¿Perdonarte?" y"¿Que has hecho para necesitar mi perdón?" "Vos no me conocéis majestad, pero hasta ahora os consideraba mi peor enemigo ya que durante la ultima guerra os apropiasteis de mis tierras".


El emperador se alegro de conocer la historia y le devolvió sus tierras. Después de que el hombre se marchase, el emperador miro al ermitaño y dijo:"Ahora debo irme, necesito encontrar la respuesta a mis preguntas".


El ermitaño se echo a reír y respondió:"Tu sabes las respuestas, porque en todo momento has actuado de acuerdo con ellas, majestad". "El mejor momento para hacer las cosas es ahora". "La persona mas importante es siempre la persona con la que estas". “Y lo mas importante es hacerla feliz preocupándote por lo que necesita". Tal como has hecho tu desde que llegaste a esta casa.


Relacionados: Motivaciones

Escribir comentario

Comentarios: 0

¿PORQUE DEBEMOS EMPRENDER?

Una de las limitantes que encontramos cuando tenemos una idea en la que nos gustaría invertir es que no confiamos en que la idea por si misma pueda ser convincente para los demás. No todos los consumidores son emprendedores pero definitivamente todos los emprendedores son consumidores.

Las ideas que tenemos seguro provienen de: algo que pensamos debería existir o una forma en que pensamos deberían ser las cosas. Emprender marca diferencia y agrega un estilo personal a un servicio o producto que ya existe. Basta estructurar esta diferencia en un esquema formal para tener el primer bosquejo del que será nuestro negocio.