Protegiendo tus plantas de las plagas (idea de negocio)

protegiendo tus plantas de las plagas - grupo emprendedores chimbote

Pulgones: Se  los ve a simple vista y miden unos 3mm. Les gusta más los brotes tiernos y es ahí donde se asientan preferentemente. Se descubre su presencia por presentarse las hojas enrolladas, pegajosas y los brotes atacados. En los puntos de picadura, se presentan manchas amarillas o verde pálido.

También traen consigo al hongo Negrilla (Fumaginas sp.), de color negro, así como las hormigas, que recogen las gotas de melaza que excretan los pulgones y se ubican cerca para limpiarlos y protegerlos.

El hongo negrilla es una plaga que ataca durante la primavera y el verano y a la que le favorece mucho la sequedad ambiental y el exceso de fertilizantes.

Hay hembras aladas y sin alas, en ambos casos con reproducción vivípara, o sea que no ponen huevos, sino que paren los pulgones perfectos. Las hembras aladas son las que dispersan la colonia hacia otras plantas.

Los daños que causan es que actúan clavando un pico chupador y absorbiendo la savia de las hojas. Causan así importantes daños. La Negrilla que aparece sobre la melaza afea a la planta y también la perjudica al impedir la fotosíntesis. Muy importante, los pulgones son los principales transmisores de virus. Pican en una planta infectada y al picar en otra sana, le inyectan el virus, por lo que es vital combatirlos.

Cómo controlarlos. Eliminar las malas hierbas y los restos de cultivo del jardín, para que no se refugien allí. Si el ataque es débil, cortar las hojas y brotes dañados, eliminando lo que se pueda con un cepillo de dientes, especialmente en plantas de interior. Si se usan insecticidas, lo mejor es tratar a los pulgones adultos ya que disminuyen mucho la capacidad de proliferación de la plaga.

Soluciones caseras:  Pulverizar las plantas afectadas con agua jabonosa o con agua templada a presión. Otra mezcla, es disolver en un litro de agua 2 cucharadas de escamas de jabón neutro y 2 de alcohol de 90º. Añadir 3 o 4 colillas de cigarrillos maceradas en medio vaso de agua, bien filtradas para que las boquillas de los pulverizadores no se obstruyan. 


Las Cochinillas: Es junto a los Pulgones, la plaga más frecuente en jardinería.  Puede afectar a casi cualquier planta ornamental. Hay diversas especies de insectos que llamamos, en general, Cochinillas. Todas se caracterizan porque tienen una especie de escudo protector, de distintos colores y consistencias, según la especie de que se trate.

Estos insectos clavan un pico sobre hojas, tallos y frutos y chupan la savia. Parte de esta savia la excretan como líquido azucarado (melaza). Hay algunas especies de cochinillas que no lo hacen. Pueden tener 1 o más generaciones en el año, según la especie y el clima de la zona. Es decir, que salen de un huevo como larva, se transforma en la cochinilla adulta y estas ponen huevos de donde vuelven a eclosionar larvas y este proceso (generación) se repite hasta tres  veces al año. Se ven a simple vista y también notamos su presencia por las hojas descoloridas, amarillas, deformadas. O  por el contrario, viendo las hojas brillantes y pegajosas por la melaza (dato: los pulgones y la mosca blanca también la producen). Por la presencia del hongo Negrilla.


Daños que causan:

De manera directa es que al absorber savia. La planta se debilita al absorber al chupar los jugos por medio de un pico que clavan en hojas, ramas o frutos y pierde vigor. Indirectamente provoca el hongo Negrilla que se asienta sobre la melaza que excretan. Esto también debilita puesto que ennegrece las hojas impidiendo la fotosíntesis. El deterioro estético es importante.


Cómo controlarlos:

Eliminar las partes muy afectadas o incluso, plantas completas.

Da buenos resultados colocar las plantas afectadas (en maceta o cualquier otro contenedor movible) en un sitio más fresco y con mayor luz. A esta plaga le favorece el ambiente seco y cálido.

Sus caparazones los protege de los insecticidas. En plantas de interior se les puede pasar por encima un algodón o un cepillo mojado en alcohol. Para eliminarlas no hay que desesperar; con los tratamientos adecuados se controla, aunque es dura.


Remedios ecológicos

Preparar una solución de jabón y alcohol y aplicar con una esponja.

Disolver una cucharada de jabón o un chorro de detergente lavavajillas en un poco de agua no demasiado caliente. Añadir un litro de agua y una cucharada de alcohol de quemar. Con un pincel, untar los insectos o rocía toda la planta sin olvidar el dorso de las hojas. Las plantas de hojas delicadas se aclararan con agua tibia al cabo de 15 minutos, para que no se quemen.

Uno de los fundamentos de la lucha contra las plagas sin usar productos químicos es favorecer a los insectos auxiliares, esos que son beneficiosos porque comen o parasitan a las propias plagas.

Relacionados: Emprendimiento

Escribir comentario

Comentarios: 0

¿PORQUE DEBEMOS EMPRENDER?

Una de las limitantes que encontramos cuando tenemos una idea en la que nos gustaría invertir es que no confiamos en que la idea por si misma pueda ser convincente para los demás. No todos los consumidores son emprendedores pero definitivamente todos los emprendedores son consumidores.

Las ideas que tenemos seguro provienen de: algo que pensamos debería existir o una forma en que pensamos deberían ser las cosas. Emprender marca diferencia y agrega un estilo personal a un servicio o producto que ya existe. Basta estructurar esta diferencia en un esquema formal para tener el primer bosquejo del que será nuestro negocio.