Obteniendo ganancia extra en tu tiempo libre

El empresario que vende servicios limita su potencial de ingresos por no ver más allá de los servicios que comúnmente ofrece.

Un ejemplo es el salón de belleza que piensa que solo se generan ingresos a través de los servicios que ofrece en el local, como corte de cabello, teñido y faciales. O tenemos al contador público que espera a que el cliente venga a sus oficinas para llenar sus impuestos. Sin embargo, estas 5 estrategias te abrirán la mente a las posibilidades y a los ingresos ilimitados.


Consultas en grupo

Esta es una de las estrategias que más me agradan. En vez de consultar a un cliente cada vez, estás educando a muchos con menos trabajo. Se conoce en inglés como Mastermind Groups.

Lo que estás haciendo es reunir a muchos clientes a la vez para educarlos por un precio mensual. Por ejemplo, el caso de un consultor financiero. Este consultor puede crear un grupo de clientes que se reúne mensualmente. Pagan su cuota y el experto los informa de las tendencias y las estrategias de finanzas para que sus clientes economizen y hagan más dinero. Es excelente para que los miembros conozcan a otros empresarios.

También el experto puede traer diferentes expertos de diferentes temáticas para el grupo. Un ejemplo serían los expertos en finanzas o en recursos humanos, los motivadores, los expertos en el manejo del tiempo, etcétera.

Teleconferencias: Digamos que eres un contador. Puedes vender una teleconferencia a muchas personas donde enseñas estrategias para economizar dinero. La vendes a $47. El sistema te permite 200 personas y tienes aquí un potencial de $8,000 por una o dos horas de trabajo. La ventaja es que puedes hacer estas consultas desde cualquier parte y hasta conseguir clientes fuera de tu área a través de Internet. Lo único que necesitas es un teléfono.

Venta de tutoriales: Aparte de las teleconferencias, tienes a tu disposición vender tus conocimientos a través de productos electrónicos e impresos. Un ejemplo sería grabar la teleconferencia y vender el audio y el manuscrito en Internet.


La gran ventaja es que es un producto que se vende sin tú estar físicamente presente. También puedes imprimirlos en reportes o vender el audio en CD. Esto es excelente para los clientes que no pueden comprar tus servicios más costosos. O como estrategia para hacer entrar al cliente a tu embudo de mercadeo para posicionarlo hacia tus servicios más costosos.

El mayor beneficio de esta estrategia es que conviertes tus conocimientos en productos tangibles. Tangibles como CDs, DVDs y ¡hasta libros!.


Conferencias o charlas: Excelente estrategia para generar ingresos vendiendo la conferencia o hacerla gratis para vender tus CDs, DVDs y libros. Esta estrategia es una de las favoritas entre los expertos, ya que te posicionas como experto frente al mercado y te diferencias de la competencia.


Página web: La empresa que no tenga una página web limita su potencial de ingresos. Es excelente como carta de presentación para tus clientes actuales, pero la mina de oro está en que puedes vender desde libros electrónicos y audios hasta teleconferencias, conferencias y charlas. Tal como mencioné en las estrategias arriba mencionadas.

Una página web ayuda a conseguir clientes para consultas desde cualquier parte del planeta. Esa es la gran ventaja para mi negocio. 

No limites el potencial de ingresos en tu negocio cuando puedes hacer más con menos trabajo. Sigue estos prácticos consejos y podrás comenzar a generar ingresos extra antes de lo que te imaginas...

Relacionados: Emprendimiento

Escribir comentario

Comentarios: 0

¿PORQUE DEBEMOS EMPRENDER?

Una de las limitantes que encontramos cuando tenemos una idea en la que nos gustaría invertir es que no confiamos en que la idea por si misma pueda ser convincente para los demás. No todos los consumidores son emprendedores pero definitivamente todos los emprendedores son consumidores.

Las ideas que tenemos seguro provienen de: algo que pensamos debería existir o una forma en que pensamos deberían ser las cosas. Emprender marca diferencia y agrega un estilo personal a un servicio o producto que ya existe. Basta estructurar esta diferencia en un esquema formal para tener el primer bosquejo del que será nuestro negocio.