Ejerciendo tu poder de liderazgo sin sufrir en el intento

“Hay estudios que demuestran que las personas que tienen menos poder e influencia en sus vidas laborales registran una tasa de mortalidad más alta. La falta de poder genera estrés y mala salud; tener más control prolonga la vida”.


A buscar el poder se ha dicho, entonces. Pero no hay que confundir: no todas las personas, aunque suene romántico, utilizan el poder para enriquecerse. Sin embargo, situando el tema en un plano empresarial se podría decir que el poder es parte del liderazgo ya que para alcanzar una meta u objetivo, personal o para una comunidad, es necesario ejercerlo.

Para empezar a responder debemos tener en cuenta los siguientes puntos:

 

¿Cómo ejercer el poder?

1.- Crear nuestro poder requiere tiempo, esfuerzo y planeación.

2.- Debemos evaluar nuestra disposición y habilidad para definir si tenemos voluntad, ambición y empuje para alcanzar los objetivos.

3.- Es necesario plantear una pregunta fundamental, ¿tenemos confianza, empatía y tolerancia a los conflictos? En la ruta hacia el poder y la influencia no debemos permitir que la timidez o el miedo nos detengan.

4.- Debemos hacer de las relaciones una parte integral de nuestro trabajo: vincularnos con las personas correctas dentro y fuera de la empresa y desarrollar capital social.

5.- Debemos proyectar confianza, estar pendientes de nuestra audiencia, definir el entono y manejar el contexto (asegurémonos de que las condiciones de nuestra oficina o lugar de trabajo reflejan el estatus que corresponde por el nivel alcanzado).

6.- La forma en que manejemos los conflictos y los impedimentos dice mucho sobre nuestro poder, el cual tiene un precio, así que debemos prepararnos.

7.- Nunca olvidar que una vez que lo alcancemos, mantenerlo es más difícil que llegar.



Para finalizar debemos recordar la siguiente frase: "Cuidado con el hombre que habla  de poner las cosas en orden. Poner las cosas en orden siempre significa poner las cosas bajo su control".

Relacionados: Emprendimiento

Escribir comentario

Comentarios: 0

¿PORQUE DEBEMOS EMPRENDER?

Una de las limitantes que encontramos cuando tenemos una idea en la que nos gustaría invertir es que no confiamos en que la idea por si misma pueda ser convincente para los demás. No todos los consumidores son emprendedores pero definitivamente todos los emprendedores son consumidores.

Las ideas que tenemos seguro provienen de: algo que pensamos debería existir o una forma en que pensamos deberían ser las cosas. Emprender marca diferencia y agrega un estilo personal a un servicio o producto que ya existe. Basta estructurar esta diferencia en un esquema formal para tener el primer bosquejo del que será nuestro negocio.