Errores que te podría costar el trabajo de tus sueños

errores que te podrian costar el trabajo de tus sueños grupo emprendedores chimbote

aunque pensemos que estamos haciendo todo bien para conseguir el trabajo de nuestros sueños, siempre tendremos ese presentimiento de que algo falta por hacer y que arruinará nuestros planes si no hacemos algo pronto.

Con el paso del tiempo las personas debemos adaptarnos a las nuevas formas de buscar empleo y destacar entre decenas, cientos o tal vez miles que también compiten por ese puesto.

Los empleadores están haciendo su tarea, aplicando nuevas técnicas ahora con la accesibilidad que les otorga las nuevas tecnologías para escoger al mejor candidato, y no nos queda de otra más que adaptarnos.

Algunos consejos prácticos que podrían ayudarte y evitar errores que te pueden costar el esfuerzo realizado hasta este momento.

 

No buscarte en Google: Ya no es un secreto que los empleadores entran a Google u otro motor de búsquedas para revisar si existe algún historial del candidato en Internet. La investigación previa de tu propia persona te ayudará a prevenir cualquier cuestionamiento que el entrevistador realice haciendo referencia a esa búsqueda y hallazgo. Es muy importante que sepas qué pueden encontrar las personas que te busquen en línea. ¿Qué imagen quieres ofrecer a tus empleadores, aquella persona con aspecto profesional o cantando en una fiesta de karaoke en un video en YouTube?

 

No arreglar tu imagen en línea: Digamos que te metimos la duda y fuiste “corriendo” a buscarte en Google y no te gustó lo que viste. ¿Qué vas a hacer? Claro, buscarás y aplicarás los medios necesarios para “limpiar” tu imagen en Internet, si es que buscas verte como una persona profesional. Lo anterior incluye redes sociales, si es que tienes “abierto” tus perfiles. La llegada de Internet y la masificación de su uso vinieron a resaltar el hecho de que, como posibles candidatos a un puesto de trabajo, tenemos que pensarnos como marca y cuidar de ella.


No explorar el lugar de antemano: Salgamos del mundo digital y vayamos al terrenal. Cuando eres citado para una entrevista es bueno conocer cómo llegar al lugar pactado y reconocer el terreno. Incluso se puede hacer por Internet. Los nervios pueden estar “al 100” el día de la entrevista. Ganar esta pequeña batalla es muy importante para llegar sin prisas y contratiempos. 

En las grandes ciudades es muy importante considerar las distancias de recorrido para llegar al empleo, ya que las personas podrían estar gastando, a la vez de dinero, energías para realizar su trabajo diario.

 

No hacer una búsqueda suficiente: No basta con hacer una búsqueda en Internet sobre la empresa y revisar su página para impresionar al entrevistador. Si lo que quieres es dejarlo con la boca abierta puedes investigarlo a él (o ella), la empresa, sus reportes de prensa o publicaciones en los medios, la industria donde se mueve, los últimos tuits o post en Twitter o Facebook, etc. 

Es importante tener un buen conocimiento de lo que hace la empresa, si maneja varias marcas, sus metas y sus logros; todo esto te dará una presencia diferente ante el entrevistador si se da la oportunidad de hacerlo.


No hacer suficientes preguntas: Ninguna vacante menciona que busca a gente desinteresada. No podemos llegar al final de una entrevista de trabajo sin realizar una pregunta. Una forma de demostrar tu interés por el puesto precisamente es preguntar, claro, muchas de las dudas quizás fueron aclaradas durante la entrevista, pero siempre se debe contar con algunas adicionales.

Incluso puedes hacer una lista previa e ir descartando las respondidas.

 

No tomar notas: Casi nadie lo hace. Pero muestras un especial interés y organización, si al principio de la entrevista solicitas cortésmente si puedes tomar notas de lo que se plantea. El caso no es anotar todas y cada una de las palabras, sino un resumen de lo más importante. Esto también te puede ayudar a recordar cosas importantes, luego de que desaparece la adrenalina o los nervios durante los primeros minutos de la entrevista.

 

No enviar un agradecimiento: Podrías hacerlo vía correo electrónico, mismo que también te generaría el efecto esperado. Pero si realmente quieres quedarte en la mente de tus futuros empleadores, una tarjeta escrita previamente, sencilla y bien redactada, dejará una impresión más duradera que puede conducirte al empleo anhelado.

Relacionados: Emprendimiento

Escribir comentario

Comentarios: 0

¿PORQUE DEBEMOS EMPRENDER?

Una de las limitantes que encontramos cuando tenemos una idea en la que nos gustaría invertir es que no confiamos en que la idea por si misma pueda ser convincente para los demás. No todos los consumidores son emprendedores pero definitivamente todos los emprendedores son consumidores.

Las ideas que tenemos seguro provienen de: algo que pensamos debería existir o una forma en que pensamos deberían ser las cosas. Emprender marca diferencia y agrega un estilo personal a un servicio o producto que ya existe. Basta estructurar esta diferencia en un esquema formal para tener el primer bosquejo del que será nuestro negocio.