Empresas que se preocupan por sus trabajadores

Empresas que se preocupan por sus trabajadores, grupo emprendedores chimbote

Actualmente, el compromiso de los empleados suele ser determinado en las entrevistas de salida de una empresa, las empresas necesitan saber por qué los empleados están descontentos antes de que presenten sus cartas de renuncia.

Los empleadores empezarán a confiar más en los sondeos de retención, los cuales tratan de determinar por qué los empleados permanecen en un trabajo y qué es lo que previene que se marchen a otros.

Una manera de entender el descontento de los trabajadores es a través de sondeos de preguntas al empleado qué podría hacer su empresa para mejorar sus vacaciones, beneficios, capacitación, reconocimiento y otros programas. 

Luego, la empresa debe prestar atención a lo sugerido y estar dispuesta a hacer cambios en sus beneficios y otros programas.

Cuando las empresas ignoran los resultados, se crean resentimientos y cinismo por parte de los empleados.


El actual bajo nivel de compromiso de los empleados con su empresa se deriva de los despidos masivos de la Gran Recesión y la desconexión entre lo que las compañías dicen y luego hacen.


Los empleados que no confían en sus supervisores o en sus empresas no se sienten comprometidos con lo que hacen, lo cual está produciendo un cambio en el que los mejores empleados deciden no trabajar en ambientes laborales donde no pueden desarrollar sus mejores facultades.


Relacionados: Emprendimiento

Escribir comentario

Comentarios: 0

¿PORQUE DEBEMOS EMPRENDER?

Una de las limitantes que encontramos cuando tenemos una idea en la que nos gustaría invertir es que no confiamos en que la idea por si misma pueda ser convincente para los demás. No todos los consumidores son emprendedores pero definitivamente todos los emprendedores son consumidores.

Las ideas que tenemos seguro provienen de: algo que pensamos debería existir o una forma en que pensamos deberían ser las cosas. Emprender marca diferencia y agrega un estilo personal a un servicio o producto que ya existe. Basta estructurar esta diferencia en un esquema formal para tener el primer bosquejo del que será nuestro negocio.