El eco

el eco, grupo emprendedores chimbote

Jorge, que no sabía lo que era el eco, se divertía en la montaña montado sobre un palo de escoba y en gritar: -¡Arre! ¡Arre!

Inmediatamente oyó las mismas palabras en el bosque cercano. Creyendo que alguien se hubiera escondido, pregunto: -¿Quien eres tu?

La voz misteriosa repitió inmediatamente: -¿Quien eres tu? Jorge, lleno de furor, grito entonces: - Tú eres un idiota.

Enseguida la misteriosa voz repitió las mismas palabras. Jorge montó en cólera y lanzo palabras cada vez mas injuriosas contra el desconocido que suponía escondido; pero el eco se las devolvía con la máxima fidelidad.

Jorge fue hacia donde creía le respondían, descubrir al insolente y vengarse de el, pero no encontró a nadie.

Entonces marcho a su casa,y fue a consolarse con su mamá a quien le comento lo sucedido. “Hijo, te has engañado, pues lo que has oído ha sido el eco de tus mismas palabras” - le dijo la madre -.


“Si tu hubieras dicho en alta voz una palabra afectuosa, la voz de que hablas te hubiera respondido también en términos afectuosos.”


Lo mismo sucede en la vida y surgen dificultades para establecer una buena comunicación. Por lo común, el proceder de los demás para con nosotros es el eco de nuestra conducta para con ellos.


Si somos educados con los demás, los demás lo serán con nosotros. Si, en cambio, somos descorteses y groseros con nuestros semejantes, no tenemos derecho a esperar ser tratados de diferente manera.


Relacionados: Motivaciones

Escribir comentario

Comentarios: 0

¿PORQUE DEBEMOS EMPRENDER?

Una de las limitantes que encontramos cuando tenemos una idea en la que nos gustaría invertir es que no confiamos en que la idea por si misma pueda ser convincente para los demás. No todos los consumidores son emprendedores pero definitivamente todos los emprendedores son consumidores.

Las ideas que tenemos seguro provienen de: algo que pensamos debería existir o una forma en que pensamos deberían ser las cosas. Emprender marca diferencia y agrega un estilo personal a un servicio o producto que ya existe. Basta estructurar esta diferencia en un esquema formal para tener el primer bosquejo del que será nuestro negocio.