Hubo un momento

hubo un momento grupo emprendedores chimbote

Hubo un momento en el que creíste que la tristeza seria eterna; pero, volviste a sorprenderte a ti mismo riendo sin parar, en el que dejaste de creer en el amor. Y, luego apareció esa persona y no pudiste dejar de amarla cada día más.

Hubo un momento en el que la amistad parecía no existir; y conociste a ese amigo que te hizo reír y lloro contigo y en los momentos difíciles.

Un momento en el que estabas seguro que la comunicación con alguien se había perdido sin remedio; y encontraste una carta suya en tu buzón.

Hubo un momento en el que una pelea prometía ser eterna; y antes de entristecerte, termino en un abrazo.

Hubo un momento en que un examen parecía imposible de pasar; y hoy es un examen mas que aprobaste en tu carrera.

Hubo un momento en el que dudaste de encontrar un buen trabajo; y hoy puedes darte el lujo de ahorrar para el futuro.

En algún momento sentiste que no podrías hacer algo; y hoy te sorprendes a ti mismo haciéndolo.

Hubo un momento en el que creíste que nadie podía comprenderte; y alguien puede leer tu corazón.

Así como hubo momentos en que la vida cambio en un instante, nunca olvides que aun habrá momentos en que lo imposible se tornara un sueño hecho realidad. Nunca dejes de soñar, porque soñar es el principio de un sueño hecho realidad.

Toma de la vida todos los instantes y aprende de ellos Gracias a Dios tenemos amigos ángeles, que siempre estarán allí donde los necesitamos.

No perdamos la esperanza de ser cada día mejores, Aprendamos de cada momento de nuestras vidas.


Relacionados: Motivaciones

Escribir comentario

Comentarios: 0

¿PORQUE DEBEMOS EMPRENDER?

Una de las limitantes que encontramos cuando tenemos una idea en la que nos gustaría invertir es que no confiamos en que la idea por si misma pueda ser convincente para los demás. No todos los consumidores son emprendedores pero definitivamente todos los emprendedores son consumidores.

Las ideas que tenemos seguro provienen de: algo que pensamos debería existir o una forma en que pensamos deberían ser las cosas. Emprender marca diferencia y agrega un estilo personal a un servicio o producto que ya existe. Basta estructurar esta diferencia en un esquema formal para tener el primer bosquejo del que será nuestro negocio.