Por un poco de tiempo

por un poco de tiempo, grupo emprendedores chimbote

Los niños de hoy necesitan con desesperación padres que:

- Jueguen a tirar y agarrar la pelota, disfruten las reuniones de té o luchen porque el corazón de un niño está allí y partan a conquistarlo.

- Rían hasta que les duela el vientre y las lágrimas caigan de sus ojos mientras en secreto crean profunda amistad y recuerdos que duren toda una vida.

- Cometan errores pero considérenlos oportunidades maravillosas para aprender.

- Coloquen en la agenda de su vida un concierto preescolar desafinado o un juego de pelota de niños de diez años, porque son de un infinito valor para aquellos que participan en ellos.

 

- Amen en todo momento, porque el amor es un don dado libremente y no una recompensa por buenos servicios.

- Escuchen mirando a los ojos y con ambos oídos, incluso cuando esto signifique arrodillarse sobre una rodilla.

 

- Admitan cuando estén equivocados y trabajen para arreglar las cosas.

- Escuchen de los necesitados y digan: ¡Hagamos algo para ayudarlos, ahora mismo! y activen un fuego incontrolable de generosidad y bondad.

- Den el crédito a los demás y otorguen poder a los que impacten para que tengan éxito en todo lo que hagan.

- Modelen el amor como acción, compromiso y verdad, incluso cuando duela porque crean que Dios puede obrar milagros aun en el corazón más duro.

- Amen al Señor con todo su corazón, alma y mente, y sepan que el resto es solo detalles.

 

El corazón de cada niño late al ritmo del amor del padre.


Relacionados: Valores