Las cuatro velas

las cuatro velas, grupo emprendedores chimbote

La esperanza no es fingir que no existen los problemas, sino la confianza de saber que no son eternos, y que todas las dificultades se superarán.

 

Las cuatro velas se quemaban lentamente.

 

En el ámbiente había tal silencio que se podía oir el diálogo que mantenían.

 

La primera dijo:

– ¡YO SOY LA PAZ!

Pero las personas no consiguen mantenerme.

Creo que me voy a apagar.

 

Y, disminuyendo su fuego rápidamente, se apagó por completo.

Dijo la segunda:

– ¡YO SOY LA FE!

Lamentablemente a los hombres les parezco superflua.

Las personas no quieren saber de mi.

No tiene sentido permanecer encendida.

Cuando terminó de hablar, una brisa pasó suavemente sobre ella y se apagó.

 

Rápida y triste la tercera vela se manifestó:

– ¡YO SOY EL AMOR!

No tengo fuerzas para seguir encendida.

Las personas me dejan a un lado y no comprenden mi importancia. Se olvidan hasta de aquellos que están muy cerca y les aman.

Y, sin esperar más, se apagó.

 

De repente…

Entró un niño y vió las tres velas apagadas.

-Pero, ¿qué es esto?. Deberíais estar encendidas hasta el final.

Al decir esto comenzó a llorar.


Entonces, la cuarta vela habló:

– No tengas miedo, mientras yo tenga fuego, podremos encender las demás velas.

YO SOY ¡LA ESPERANZA!

Con los ojos brillantes, agarró la vela que todavía ardía…

Y encendió las demás.

 

¡Que la esperanza nunca se apague dentro de nosotros!

…y que cada uno de nosotros sepamos ser la herramienta que los niños necesitan para mantener la Esperanza, la Fe, la Paz y el Amor.

Relacionados: Motivaciones

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    yorirma (domingo, 08 mayo 2016 21:17)

    que nunca se pague la llama de la esperanza!

  • #2

    grupo emprendedores chimbote (viernes, 01 julio 2016 19:12)

    gracias Yorirma por el comentario, saludos


¿PORQUE DEBEMOS EMPRENDER?

Una de las limitantes que encontramos cuando tenemos una idea en la que nos gustaría invertir es que no confiamos en que la idea por si misma pueda ser convincente para los demás. No todos los consumidores son emprendedores pero definitivamente todos los emprendedores son consumidores.

Las ideas que tenemos seguro provienen de: algo que pensamos debería existir o una forma en que pensamos deberían ser las cosas. Emprender marca diferencia y agrega un estilo personal a un servicio o producto que ya existe. Basta estructurar esta diferencia en un esquema formal para tener el primer bosquejo del que será nuestro negocio.