Por qué no es mala idea dedicarse un negocio que tenga competencia

Por qué no es mala idea dedicarse un negocio que tenga competencia

Hay personas que se plantean cualquier idea de negocio sin tener en cuenta la competencia. Otras desechan cualquier idea de negocio que no sea original. Si uno inicia un negocio que ya hacen otros a menudo se preguntan “¿Cómo vender más que mis competidores?” Con frecuencia se piensa que la competencia es mala porque disminuye las posibilidades de venta. Pero esto no es del todo cierto.

Te voy a contar por qué no es mala idea dedicarse a un negocio que tenga competencia, por qué es importante diferenciarte de tu competencia y cómo tu marca personal es una forma estupenda de diferenciarte. Tener competencia en sí, no es malo. 

Quiere decir que existe demanda para ese negocio. ¿Recuerdas el tiempo en que se ponían por cualquier lugar comidas rápidas  o locutorios?. Pero también hay que tener en cuenta que los mercados se saturan. La idea no es tanto lo que vendas o lo que hagas, sino cómo lo hagas. Eso es lo que marca la diferencia. 

 

Tienes que tener claro el público al que te vas a dirigir, tu nicho. Realiza un estudio de tu competencia. Mira lo que ellos están haciendo para suplir la necesidad de tu cliente. ¿Qué ofrecen? ¿Cómo lo ofrecen? ¿Cuánto cuesta? ¿Qué tipo de apoyo dan? ¿Qué dicen sus clientes? Sacarás ideas nuevas y podrás ver cómo entregar algo mejor y/o diferente.

El marketing de afiliación juega un importante papel en este sentido. Puede ser que un competidor haya desarrollado un estupendo producto que tu público necesita. ¿Por qué no vender el de tu competencia y ganar comisión por ello?

Además, esto te puede permitir especializarte en la necesidades que aún no están cubiertas, no hay porqué repetir servicios o productos que ya están inventados. Y si lo haces, no tienes que hacerlo de la misma forma, sino de manera mejorada o adaptada a tus clientes.

Los proyectos conjuntos pueden dar lugar a servicios y productos de mayor calidad ofrecidos a una cantidad mayor de clientes potenciales. 


En realidad nunca ofrecerás lo mismo que tus competidores. La diferencia existe siempre, pero ¿Tenemos claro en qué nos diferenciamos? ¿Comunicamos nuestra diferencia de forma consistente? ¿El cliente lo percibe? Piensa que cuando un comprador no distingue entre dos ofertas elige por precio. Diferenciarte te permite cobrar más. No compitas por precio. Por otro lado, recuerda que  no buscas vender a cada persona que te conozca.

 

No es necesario vender a todo el mundo. Existen millones de personas en Internet. Con unos cientos ya es suficiente para ser multimillonario!!!

 

Recuerda que lo más importante es lo único de tu persona. Tus clientes van a querer contactar personalmente contigo. Si pueden conectar contigo a un nivel más personal, serán más atraídos hacia ti.

 


Relacionados: Emprendimiento

Escribir comentario

Comentarios: 0

¿PORQUE DEBEMOS EMPRENDER?

Una de las limitantes que encontramos cuando tenemos una idea en la que nos gustaría invertir es que no confiamos en que la idea por si misma pueda ser convincente para los demás. No todos los consumidores son emprendedores pero definitivamente todos los emprendedores son consumidores.

Las ideas que tenemos seguro provienen de: algo que pensamos debería existir o una forma en que pensamos deberían ser las cosas. Emprender marca diferencia y agrega un estilo personal a un servicio o producto que ya existe. Basta estructurar esta diferencia en un esquema formal para tener el primer bosquejo del que será nuestro negocio.