Realmente importa tener una tarjeta personal

Realmente importa tener una tarjeta personal

Las tarjetas personales, dicen mucho de nosotros. Desde el nivel personal hasta el profesional. Muchas personas piensan que el diseño es lo más importante y dejan de un lado la información, sin embargo un número telefónico incorrecto o alguna falta ortográfica pueden echar abajo nuestra reputación por más “bonitas” que estén nuestras tarjetas. Muchas personas no tienen tarjeta de presentación pero el día de hoy les traemos algunas razones por las cuales es importante tener una.

Muchos podemos pensar que los eventos a los que asistimos son los ideales para repartir tarjetas a diestra y siniestra, pues es correcto. No contar con tarjetas de presentación nos puede separar de los otros asistentes.

Reuniones sociales. De fiesta con los amigos, cenas familiares, incluso en reuniones casuales es necesario traerlas contigo. Recordarle a todos lo que sabes hacer o que estas en busca de empleo o de uno mejor al que tienes puede beneficiarte.

Recuerda hacer las tarjetas a tu completo gusto y también que deben ser funcionales. Las tarjetas representan mucho más tu trabajo que tu persona. La legibilidad es lo más importante y tener tarjetas de presentación con un diseño tipográfico es una excelente opción.

 

Pueden crear oportunidades. Cuando se tiene una conversación con cualquier persona por primera vez, esta persona no te recordará para siempre. Las tarjetas de presentación funcionan como recordatorio en algún momento en que el recepto pueda necesitar de los servicios del emisor.

 

Cuando alguien tiene una de sus tarjetas de visita personales, es más probable que le devuelva la llamada que si tienen un pedazo de papel con su nombre y número. Al tener por primera vez una conversación y ofrecer una tarjeta de presentación puede resultar en alguna llamada telefónica. Del mismo modo, al recibir tarjetas de presentación de otra persona es más probable no perder contacto ya que, al tratarse de trabajo, muy pocas personas piden que las contacten por alguna red social.

 


Lo que debemos incluir en nuestra tarjeta personal:

Información de contacto. Esta es la información más obvia: Nombre, domicilio, correo electrónico (evitando que sea chikita_estrellita o algo parecido), y un número de teléfono (casa o celular).

Redes sociales. Junto con tu URL pública LinkedIn, también puedes incluir tu cuenta de Twitter, Facebook y el sitio web o blog. Esto llevará a la gente a obtener más información acerca de usted pero el colocar o no esta información es opcional.

 

Un logotipo. No es para todos, pero si tienes un logotipo de diseño profesional que realmente representa lo que haces, colócalo. No se vale bajar logotipos “que te gusten” de internet o copiar alguno que ya existe.

 

Una declaración de marca. Esto puede funcionar bien si es breve y lo suficientemente descriptivo para mostrar valor. Algo así como: “Yo arreglaré las cosas que se rompen ” no es descriptiva porque mucha gente hace esto. Sin embargo, “Creación de la literatura de marketing que generan ventas y aumenta la visibilidad ” es más clara en términos de lo que la persona hace.

 


Relacionados: Emprendimiento

Escribir comentario

Comentarios: 0

¿PORQUE DEBEMOS EMPRENDER?

Una de las limitantes que encontramos cuando tenemos una idea en la que nos gustaría invertir es que no confiamos en que la idea por si misma pueda ser convincente para los demás. No todos los consumidores son emprendedores pero definitivamente todos los emprendedores son consumidores.

Las ideas que tenemos seguro provienen de: algo que pensamos debería existir o una forma en que pensamos deberían ser las cosas. Emprender marca diferencia y agrega un estilo personal a un servicio o producto que ya existe. Basta estructurar esta diferencia en un esquema formal para tener el primer bosquejo del que será nuestro negocio.