Convierte en un maestro de ventas a través de la conversación

Convierte en un maestro de ventas a través de la conversación

Existen personas que pasan desapercibidas en nuestras vidas, otras que apenas las recordamos por algún encuentro que sostuvimos con ellas, pero luego de un tiempo las olvidamos.

Sin embargo, otras personas perduran en nuestra memoria por algo que las hace únicas: su dialogo o conversación.

Si trasladamos este hecho a una situación en donde un vendedor se tiene que enfrentar por primera vez con un cliente o un grupo de personas para mostrarles su producto o servicio y tratar de convencerlos de su adquisición, ¿qué opciones tiene para quedar registrado en la memoria de las personas que realmente le interesan?

Algunos expertos centran a la conversación como un punto toral para que una persona haga clic con otra. Pero, ¿cómo obtener esos clics con tan variadas personalidad con las que nos podemos encontrar en el mundo?

Cómo Hacer una Buena Conversación

Cualquiera que sea la situación, con viejos amigos o personas extrañas, el que quiere empezar a tener una conversación debe respetar estos cinco principios:

- Ponte cómodo

- Pon a los demás cómodos

- Observa a todos los interlocutores (en caso de haberlos)

- Establece intereses compartidos

- Persigue lo que te interesa activamente

 

¿Cómo Hacer una Sólida Introducción?

El arte de la conversación tiene que empezar de alguna forma y tú primero que nadie tiene que saber cómo iniciar. Esta es una pequeña fórmula para poder tomar la iniciativa en las conversaciones, tan simple que puedes aplicarla con todas las personas: Tienes que investigar A (quiénes son) + B (por qué son importantes)

La información que obtengas será de vital importancia para que tú realices el ejercicio de saber conectar a esta persona con alguna otra persona (también importante) o con algún evento de trascendencia.


¿Cómo juzgamos una conversación exitosa?

 

Toma en cuenta lo siguiente para que valores lo que hablas en tus próximas conversaciones con tus prospectos de clientes o los ya establecidos:

 

Todos, sin excepción, cuando hablamos de un tema serio o con un amigo, medimos el éxito de la conversación por la forma en cómo estábamos cautivados por lo que decía la otra persona. Debemos considerar que mientras menos familiar o conocido sea esa persona con la que hablamos más trivial será nuestra conversación, y habremos de considerar un desempeño nefasto de nuestro dialogo.

 

Dos cosas poderosas para recordar

Escuche lo que la gente realmente quiere decir a diferencia de lo que está solamente dialogando.

La franqueza es un privilegio de la intimidad.


¿Cómo terminar una conversación? 

  • Cualquier declaración que indique la salida: “Finalmente”, “Por último”, etc.
  • Salidas implícitas: predespidos como “me saludas a tu esposa (esposo)”.
  • Salidas educadas: Sugerir que tienes que irte porque estás deteniendo el día de otra persona te pondrá en una imagen educada.
  • Despedidas amables: “Fue genial volver a verte”, “este encuentro estuvo muy divertido”.
  • Despedida para el cliente satisfecho: “Yo sólo quería asegurarme de que todo estaba bien”.

Relacionados: Emprendimiento

Escribir comentario

Comentarios: 0

¿PORQUE DEBEMOS EMPRENDER?

Una de las limitantes que encontramos cuando tenemos una idea en la que nos gustaría invertir es que no confiamos en que la idea por si misma pueda ser convincente para los demás. No todos los consumidores son emprendedores pero definitivamente todos los emprendedores son consumidores.

Las ideas que tenemos seguro provienen de: algo que pensamos debería existir o una forma en que pensamos deberían ser las cosas. Emprender marca diferencia y agrega un estilo personal a un servicio o producto que ya existe. Basta estructurar esta diferencia en un esquema formal para tener el primer bosquejo del que será nuestro negocio.