Razones por las cuales tus clientes deberían pagarte más

Razones por las cuales tus clientes deberían pagarte más

Las pequeñas diferencias a veces generan grandes cambios en la percepción de las personas y las empresas pueden aprovechar esta oportunidad que se presenta para cobrar más, incluso, a sus mejores clientes.

 

Sin embargo, no todos los negocios tienen las mismas oportunidades ya que los detalles en sus productos y/o servicios, su atención al cliente, hasta tu propia personalidad, entre otras características, en verdad cuentan con un valor agregado y hay que saber explotarlos.

Todos los clientes odian tener que “pelearse” por un producto o servicio y, además, tener que establecer una dinámica de pago complicada de llevar a cabo. En cambio, los clientes están dispuestos a pagar más si se puede agilizar el proceso de compra.

Las personas pagarán más si tu empresa destaca en cuanto a los tiempos de entrega. Luego de haber gastado en tus productos o servicios, los clientes gratifican a los negocios que son puntuales y llevan a cabo con rapidez lo que prometieron.

 

Existen algunos clientes que obsesionados con una característica en particular pueden pagar cantidades mayores, ya que el producto o servicio presenta detalles imprescindibles, clásicos, innovadores y hasta futuristas.

 

Las personas alrededor del mundo compran bienes de lujo o de marca, simplemente para verse o sentirse más ricos. La misma dinámica opera para algunas empresas o clientes. Si tu producto genera este efecto entre las compañías entonces es probable que puedas aumentar el precio.

 

No todo es compra y dinero gastado. A veces los productos tienen cierto nivel de gastos incluidos luego de haberlos adquirido. Basta con ver cómo una iPad cuesta más que un netbook Windows, ya que el primero requiere de menos mantenimiento, lo que hace que sea más barato en el largo plazo.


Las empresas subestiman la ira (e incluso odio) que los clientes se sienten cuando experimentan un servicio al cliente horrible. Por el contrario, los clientes pagarán más cuando saben que sus problemas se resuelven rápida y explícitamente.

Todos los clientes tienen sus propios semáforos de compra (aunque algunos los utilicen muy de vez en cuando y otros exageren en utilizarlos). Cuando el precio de nuestro producto es ligeramente superior al de nuestra competencia, los clientes no tendrán un problema en gastar más siempre y cuando no lleguemos a su límite financiero.

Los clientes son seres humanos y los seres humanos prefieren hacer negocios con sus amigos. Esa es una buena razón por la que el desarrollo de una buena relación es tan importante en la interacción con los clientes. No se trata de explotar a nuestros mejores clientes o con quienes nos sentimos más y mejor identificados. Al final de cuentas todo es negocio.

Un cliente generalmente pagará más por tu producto si él o ella está buscando un trabajo en tu empresa, o desea acceder a tus contactos de negocios o está buscando algo más allá de la relación comercial "estrictamente".

Esto también aplica para los clientes que están creciendo tan rápido que están luchando para tomar ventaja de todas las oportunidades que, por lo general, no tienen tiempo para preocuparse por lo que cuesta todo.


Relacionados: Emprendimiento

Escribir comentario

Comentarios: 0

¿PORQUE DEBEMOS EMPRENDER?

Una de las limitantes que encontramos cuando tenemos una idea en la que nos gustaría invertir es que no confiamos en que la idea por si misma pueda ser convincente para los demás. No todos los consumidores son emprendedores pero definitivamente todos los emprendedores son consumidores.

Las ideas que tenemos seguro provienen de: algo que pensamos debería existir o una forma en que pensamos deberían ser las cosas. Emprender marca diferencia y agrega un estilo personal a un servicio o producto que ya existe. Basta estructurar esta diferencia en un esquema formal para tener el primer bosquejo del que será nuestro negocio.