No desesperes, busca vender

No desesperes, busca vender

Muchas empresas que creen ciegamente en los argumentos negativos de sus fuerzas de ventas y estas cuando quieren reaccionar al evaluar las oportunidades perdidas, es demasiado tarde para hacerlo.

Pero para otros negocios, existen guerreros que no se conforman, esos locos, que hemos decidido dedicarnos a las ventas porque en nuestras venas corre la pasión por vender.

Cuando se está en crisis en un país o en un mercado especifico, tienes dos opciones, o te sientas a esperar que otro lo haga y tome el control o te haces dueño de tu destino.

Existen épocas de crisis y eso se demuestra desde la antigüedad los humanos, cuando la caza escaseaba o las manadas se movían, tenían que desplazarse más lejos y hacer jornadas largas para regresar con algo a casa.

Hoy en día las cosas no han cambiado mucho. En las ventas de hoy, debes cuidar a tu cliente de otros que también andan buscando venderle y a la vez también tienes que expandir tu área de movimiento.

Realiza un plan de acción trimestral, coloca en él objetivos claros y que sean medibles, como por ejemplo: “Incrementar las ventas de X producto en el mercado de energía, de X soles a X soles en un periodo de 5 meses a través de presentaciones y programas de reemplazo de producto viejo u obsoleto por nuevo, ajústalo cuando veas que alguna actividad no tiene el impacto que esperas, ya lo decía Confucio: “Cuando no alcances el objetivo deseado, no ajustes el objetivo, sino las acciones para alcanzarlo”.

 

Si bien es cierto que en las crisis los mercados se contraen y gana quien se mueve más rápido, por lo cual debemos buscar oportunidades en los clientes de tu competencia, aprovechando sus debilidades vendiendo un mejor producto o servicio. Pues tu competencia también lo sabe y hará lo necesario para quitarte la preferencia de algunos clientes.

 


Relacionados: Emprendimiento

Escribir comentario

Comentarios: 0

¿PORQUE DEBEMOS EMPRENDER?

Una de las limitantes que encontramos cuando tenemos una idea en la que nos gustaría invertir es que no confiamos en que la idea por si misma pueda ser convincente para los demás. No todos los consumidores son emprendedores pero definitivamente todos los emprendedores son consumidores.

Las ideas que tenemos seguro provienen de: algo que pensamos debería existir o una forma en que pensamos deberían ser las cosas. Emprender marca diferencia y agrega un estilo personal a un servicio o producto que ya existe. Basta estructurar esta diferencia en un esquema formal para tener el primer bosquejo del que será nuestro negocio.