El desafío de educar un hijo hoy en día

el desafio de educar un hijo hoy en dia, grupo emprendedores chimbote

Es noche y el dueño de un restaurante se prepara para cerrar el negocio para luego partir casa. En aquel momento, ingresan dos señoras con un niño dispuestas a pedir cena. El hombre está tan cansado que se siente tentado a decirles que el establecimiento ya cerró, pero opta por atenderlas. Mientras las señoras conversan y cenan, el niño corre por el restaurante, tirando galletas al suelo y pisoteándolas. En vez de refrenarlo, la madre sonríe. Cuando las clientas por fin se marchan, el agotado dueño tiene que limpiar todo lo que el niño ha ensuciado.

Como usted probablemente sepa, esta situación de la vida real demuestra que muchos padres no están educando bien a sus hijos. Las razones para ello varían. Algunos padres son permisivos y dejan que sus hijos hagan lo que les plazca, pues creen que a los niños se les debe criar en un ambiente de libertad. Otros están tan ocupados que no dedican tiempo a darles a sus hijos la atención y educación necesarias. 

Mientras que algunos padres piensan que lo más importante es que el niño estudie, y terminan dándole una libertad casi ilimitada con tal de que saque buenas notas y sea aceptado en alguna universidad prestigiosa.

No obstante, hay quienes opinan que los valores de los padres y de la sociedad en general tienen que cambiar. Sostienen que los niños cometen toda clase de delitos y que la violencia en las escuelas va en aumento. Por ello, el director de una escuela de enseñanza media de Seúl (Corea) recalcó que ayudar a los hijos a mejorar su personalidad debe ser prioritario. Dijo: “Antes de inculcar conocimientos se debe moldear bien el carácter”.

Muchos padres deseosos de que sus hijos vayan a la universidad y triunfen en la vida no prestan atención a este tipo de advertencias. Si usted es padre o madre, ¿en qué clase de persona quiere que se convierta su hijo? ¿En un adulto responsable con buenos valores morales? ¿En alguien considerado con los demás, adaptable y optimista? 

marketing, publicidad y diseño en chimbote, grupo emprendedores chimbote, paginas webs, tarjetas y volantes publicitarios

cpu core i7 - nuevo en chimbote, grupo emprendedores chimbote

Si los padres imparten instrucciones concretas a su hijo pero no las acompañan de un buen ejemplo de habla y conducta, el niño no tardará en llegar a la conclusión de que sus padres son unos hipócritas, y lo que estos digan perderá valor. Por ejemplo, si quieren inculcar honradez en el niño, ellos mismos deben demostrarla. Algunos padres, cuando no quieren contestar una llamada, mandan a sus hijos que digan a la persona: “Lo siento, papá (o mamá) no está en casa”. El niño que recibe esta instrucción se sentirá avergonzado y confundido. Con el tiempo, es probable que si se halla en una situación difícil, él también empiece a mentir sin sentir ningún remordimiento. Por eso, si los padres de veras quieren que su hijo sea una persona honrada, ellos mismos tienen que hablar y comportarse en consecuencia.

¿Desea enseñar a su hijo a hablar respetuosamente? Entonces, ponga usted el ejemplo; su hijo lo imitará enseguida. un día un padre de cuatro hijos, afirmo: “Mi esposa y yo decidimos no usar lenguaje ofensivo. Nos hablábamos con respeto y no alzábamos la voz cuando nos disgustábamos. El buen ejemplo surtió mejor efecto que las simples palabras. Nos alegra que nuestros hijos sean respetuosos y corteses cuando hablan con otras personas”.


Existe una tendencia creciente a trabajar horas extraordinarias. Cuando tanto el padre como la madre tienen un empleo, las consecuencias se dejan sentir. Muchos padres pasan cada vez menos tiempo con sus hijos. Mientras están en casa, tienen que encargarse de los quehaceres domésticos y de otras tareas, y es probable que terminen agotados. En esas circunstancias, ¿cómo se logra mantener una buena comunicación con los hijos? Suelen presentarse oportunidades de hablar con ellos si se realizan los quehaceres juntos. Un cabeza de familia hasta se deshizo del televisor con el objetivo de pasar más tiempo conversando con sus hijos. Él comentó: “Al principio los niños se aburrían, pero cuando vieron que participaba con ellos en juegos de acertijos y que hablábamos de libros interesantes, llegaron a aceptar el cambio”.

 

Es importante que los niños se acostumbren a comunicarse con los padres desde tierna edad. De lo contrario, cuando sean adolescentes y quizás afronten problemas, no verán a sus padres como amigos con quienes hablar. ¿Cómo se puede ayudar a los hijos a que abran su corazón?. Una forma de lograr que los hijos expresen sus opiniones y sentimientos es utilizar preguntas de punto de vista, como por ejemplo: “¿Qué opinas tú?”.

 

¿Qué hará usted si su hijo comete una falta grave? Es en ese momento cuando el niño necesita que lo traten con bondad y consideración. Domine sus emociones mientras escucha a su hijo. Un padre explica así cómo se encarga de ese tipo de situaciones: “Si mis hijos se comportan mal, trato de no reaccionar de forma exagerada. Me siento y los escucho. Me esfuerzo por comprender la situación. Cuando se me hace difícil controlar el enfado, espero un rato hasta que me tranquilizo”. Si usted domina sus emociones y escucha, la corrección que administre será más fácil de aceptar.

Relacionados: Valores


¿PORQUE DEBEMOS EMPRENDER?

Una de las limitantes que encontramos cuando tenemos una idea en la que nos gustaría invertir es que no confiamos en que la idea por si misma pueda ser convincente para los demás. No todos los consumidores son emprendedores pero definitivamente todos los emprendedores son consumidores.

Las ideas que tenemos seguro provienen de: algo que pensamos debería existir o una forma en que pensamos deberían ser las cosas. Emprender marca diferencia y agrega un estilo personal a un servicio o producto que ya existe. Basta estructurar esta diferencia en un esquema formal para tener el primer bosquejo del que será nuestro negocio.