Invirtiendo en mi marca personal

invirtiendo en mi marca personal, grupo emprendedores chimbote

Hacer una revisión de mi reputación o identidad digital: es una buena excusa para analizar los proyectos en marcha encontrando un sentido y una posible coordinación entre todo ellos.

En este año han ocurrido muchas cosas que afectan directamente a mi reorganización profesional. Frente a una mercantilización feroz de nuestras identidades estoy intentando encontrar la manera de seguir diferenciando, hasta donde sea posible, lo profesional de lo personal. Es una cuestión de salud, de tranquilidad. Es esencial para no caer en una situación desgastante que me obligue a una constantemente “actitud comercial” para vender la marca persona.

Quiero evitar absolutamente ese mecanismo, que además es todavía más perverso en la situación de precarización en la que nos encontramos: no es lo mismo desarrollar una marca personal desde una posición de conformismo o llamémosla de tranquilidad que desde un contexto de precariedad

Cuando cada trabajo encargado o proyecto no se consigue puede decirse que se pierde la oportunidad de ser un poco menos precario, acabamos en un bucle destructivo que nos empuja a auto-posicionarnos en los escalones más bajos y más débiles de cualquier proceso profesional, mezclando sin ningún tipo de lucidez lo político, lo social, lo personal con lo profesional.

Las marcas personales (y no) que no se encuentran precarizadas, por las razones que sean ofrecen una especie de espejismo. Como a decir, todo podemos conseguirlo, porque hay algunos que lo han conseguido.

Persiguiendo ese “sueño” que además se asocia a la posibilidad de formar parte de un procesos de transformación real de la sociedad, nos encontramos en una extraña realidad que nos induce a seguir a pleno ritmo, sin poder parar a pensar y sin tampoco tener ningún tipo de seguridad para el futuro. 

marketing, publicidad y diseño en chimbote, grupo emprendedores chimbote, paginas webs, tarjetas y volantes publicitarios

cpu core i7 - nuevo en chimbote, grupo emprendedores chimbote

Producir para seguir existiendo. Producir para reafirmar y recordar a la comunidad que nos sigue que seguimos existiendo. Igual que un trabajador en paro o incluso los jubilados les puede dar pánico dejar de producir por miedo a que su propia vida pierda sentido, a las personas marca nos puede dar miedo dejar de “aparecer” para no perder toda la “relevancia” conseguida con horas y horas de trabajo que además en muchos casos ni siquiera ha sido remuneradas.

No podemos caer en esa trampa! no ahora que estamos experimentando nuevos modelos de sociedad basado en Inteligencia Colectiva. Tenemos derecho a parar, tenemos derecho a dejar de producir, tenemos derecho de disfrutar de las personas más allá de los mecanismos de marca. Quizás sea posible evitar que conocer personas y proyectos interesantes tenga que estar siempre relacionado con el trabajo.

Si mi identidad personal tiene que ser algo, que sea una obra de arte pero por favor que no sea simplemente una marca más.


Creo que estamos pasando por el absurdo culto por el dinero o en general por el deseo de poseer cosas, muchas y caras, a un absurdo culto por crear nuestra propia marca. En este proceso juegan un papel importante las redes sociales, porque de repente nos han ofrecido a todos un “departamento de marketing” barato y al alcance de todos.

 

Analizando mis cuentas en redes sociales he observado una cosa muy obvia (a veces las cosas más obvias son las más difíciles de ver). Para empezar, es obvio que gestiono demasiadas cuentas: he generado muchos proyectos que tienen su propia identidad y marca. ¿Como es posible? ¿Como puede alguien siquiera pensar de poder llevar todo esto? Sin el espacio digital, sin internet, sin las redes sociales creo que en ningún momento se me hubiera ocurrido pensar ser capaz de llevar todo esto.

 

Generar marcas nos parece lo más normal y lo más necesario. Si siempre nos ha parecido lo más normal del mundo acumular dinero como garantía para el futuro, ahora nos dedicamos a crear marcas, posicionarnos entendiéndolo siempre como una inversión para el futuro. Individualmente somos claramente más débiles, solemos cometer todos los mismos errores y actuamos en función de una cultura profesional que ya se ha quedado desactualizada y así solo reconocemos pequeñas variaciones como la marca personal, sustituyendo empresa por persona, sin embargo nos queda todavía mucho camino para construir modelos que nos permitan tener una identidad profesional fuerte y sostenible en el tiempo sin caer en las trampas más marketinianas.

Relacionados: Emprendimiento

Escribir comentario

Comentarios: 0

¿PORQUE DEBEMOS EMPRENDER?

Una de las limitantes que encontramos cuando tenemos una idea en la que nos gustaría invertir es que no confiamos en que la idea por si misma pueda ser convincente para los demás. No todos los consumidores son emprendedores pero definitivamente todos los emprendedores son consumidores.

Las ideas que tenemos seguro provienen de: algo que pensamos debería existir o una forma en que pensamos deberían ser las cosas. Emprender marca diferencia y agrega un estilo personal a un servicio o producto que ya existe. Basta estructurar esta diferencia en un esquema formal para tener el primer bosquejo del que será nuestro negocio.