Los folletos o volantes publicitarios se adaptan a las necesidades de todo tipo de anunciantes: empresas, profesionales liberales, instituciones públicas, asociaciones, etc. Además, es posible utilizarlos para llevar a cabo todo tipo de acciones promocionales: desde la comercialización de nuevos productos a la apertura de nuevas tiendas, pasando por el anuncio de ofertas especiales de venta. 

 

Una de las grandes ventajas de los folletos publicitarios es su pequeño formato, lo cual los convierte en muy manejables para el lector. Además, son independientes también de internet y de la corriente eléctrica. 


EFECTIVIDAD EN TU PUBLICIDAD
  • Todos tus volantes, por muchos que sean , deben ser repartidos donde se encuentre tu mercado, es decir, tu publico objetivo, ese cliente ideal que necesita tu producto o servicio.
  • Un solo titulo, no 2 ni 3, solamente 1 y que tenga que ver con tu producto o servicio.
  • Utiliza imágenes que sean propias, es decir no bajes fotos de internet, porque el cliente debe percibir honestidad en tu mensaje.
  • Llamado a la acción: Promoción única por tiempo limitado, por apertura, 2×1 , solo por esta semana, solo hasta tal fecha, etc.
VENTAJAS
  • Pueden distribuirse a través de múltiples canales: por correo, en el punto de venta, o en el hall de entrada de la empresa, o en las ferias y congresos. Además, es posible acompañar su distribución de otros productos promocionales como cartas o catálogos. 
  • Un folleto publicitario no contiene información tan detallada como la que puede albergar una web o un catálogo. Pero puede aprovecharse para alentar al cliente a la compra. La clave está en despertar la curiosidad del lector por la oferta de productos y servicios de la compañía y animarle a visitarla. 


¿PORQUE DEBEMOS EMPRENDER?

Una de las limitantes que encontramos cuando tenemos una idea en la que nos gustaría invertir es que no confiamos en que la idea por si misma pueda ser convincente para los demás. No todos los consumidores son emprendedores pero definitivamente todos los emprendedores son consumidores.

Las ideas que tenemos seguro provienen de: algo que pensamos debería existir o una forma en que pensamos deberían ser las cosas. Emprender marca diferencia y agrega un estilo personal a un servicio o producto que ya existe. Basta estructurar esta diferencia en un esquema formal para tener el primer bosquejo del que será nuestro negocio.